Le site Bellaciao: coloré, multiple, ou le meilleur cotoie fort heureusement le pire, mélangé, bizarre, picabien et dadaîste, explorant toutes sortes de registres et de régimes rhétoriques, drole et polémiqueur, surréaliste: rencontre d'un parapluie et d'une machine à coudre sur une table de dissection, têtes de Lénine sur le clavier d'un piano Steinway ou Bosendorfer...
FR
ES
  Suscripción
  Newsletters
  Comentarios
¡Rebelarse es justo, desobedecer un deber, actuar una necesidad!
Version Mobiles   |   Inicio  |   Quien somos   |   Suscripción  |   Enlaces  |   Contáctenos  |   Búsqueda
Attenzione : cancelleremmo i messagi a carattere diffamatorio, ingiurioso, xenofobo, sessista, le minacce, pubblicita' politica e comerciale...

En respuesta a:

Hacer Trova, hacer Poesía, es un acto de riesgo en esta sociedad

14 de junio de 2005
JPEG - 16.2 KB

Por Eduardo Andrade Bone

Patricio Anabalón junto a Vicente Feliú, estuvieron recientemente de visita en Suecia, en donde llegaron con su canto y su poesía, la vieja y la nueva trova, la de ayer, la de hoy, la de siempre. Al calor de esta gira, tuvimos la oportunidad de charlar con unos de sus exponentes jóvenes, con un poeta, trovador y cantor popular, pero esencialmente trovador. Patricio Anabalón ya ha editado dos libros de poesía y siete discos compactos. Este nuevo trovador nació en dictadura (1975), ha estudiado guitarra clásica, composición musical, historia del arte y apreciación musical. A compartido escenario con destacados poetas y trovadores como Volodia Teitelboim, Raul Zurita, Ismael Serrano, Amaury Pérez, Alejandro Filio,etc (...)




Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, previamente debes registrarte. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se te ha suministrado. Si no estás inscrito/a, debes inscribirte.

[Conexión] [inscribirse] [¿contraseña olvidada?]



Inicio | Webmaster



Seguir la vida del sitio
RSS Bellaciao ES


rss FR / rss IT / rss EN



Bellaciao está en DRI

Nier la religion, ce bonheur illusoire du peuple, c'est exiger son bonheur réel. Exiger qu'il abandonne toute illusion sur son état, c'est exiger qu'il renonce à un état qui a besoin d'illusions. La critique de la religion contient en germe la critique de la vallée de larmes dont la religion est l'auréole. Karl Marx
Facebook Twitter Google+